Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Control de Calidad de Acabado

Sinopsis del proceso de proyección y ejecución de un recubrimiento rígido modular
Un recubrimiento rígido modular debe considerarse en primer lugar como una epidermis de un elemento constructivo en el contexto de un espacio tridimensional. Como tal se perciben visualmente la uniformidad de aspecto y la regularidad como superficie y, en algunos tipos, también la modularidad expresada a través de la trama de juntas.

En segundo lugar, como componente de un sistema o solución constructiva al que se demandan unas determinadas funcionalidades, el recubrimiento debe alcanzar unos requisitos mínimos.

En el primer aspecto, las especificaciones de las diferentes normas nacionales sobre la colocación no suelen concretar condiciones para definir la calidad de acabado de un recubrimiento. De un conjunto de normas y reglamentos extraemos las siguientes conclusiones:
  • La exigencia de uniformidad de aspecto, traducida en una valoración más o menos objetiva (mucho menos en una cuantificación) está ausente en todas las referencias documentales. Por un lado, no está bien definida en las normas de producto y el ensayo propuesto es factible sobre un panel creado con las baldosas e iluminado de una forma concreta en laboratorio. Por otro, sobre un recubrimiento rígido modular ya ejecutado se superponen diferentes factores inherentes a las propias baldosas, a su posición en el espacio y a la iluminación recibida que imposibilitan cuantificar esa uniformidad y, en algunas situaciones, ni tan siquiera llegar a un consenso entre observadores diferentes.
  • Las exigencias de calidad geométrica de una superficie sí están mejor definidas, tanto en las normas de colocación como en las de producto. De entre las fuentes documentales consultadas pueden extraerse valores aproximados a un intervalo de magnitud para algunas características relevantes:
    • Aplomado en revestimientos : Desviaciones entre un máximo de 1/500 y un mínimo de 1/1000 de la altura del revestimiento (tomando como referencia la altura libre entre forjados en un edificio de viviendas). En fachadas y revestimientos de grandes dimensiones en alzada deben considerarse las desviaciones máximas de aplomado exigidas en norma para el elemento constructivo.
    • Constancia de nivel en pavimentos : Desviaciones entre un máximo de 1/500 y un mínimo de 1/1000 de la longitud del solado controlado, para las dimensiones habituales de las estancias de una vivienda. En alguna norma se propone tomar como desviación máxima de nivel el 0,5% en valor absoluto de la longitud de la superficie controlada.
    • Planitud superficial : Desviaciones del plano teórico, cóncavas o convexas, entre un máximo de 4 mm y un mínimo de 2 mm, detectadas con regla de 2 m, según diferentes normas.
    • Continuidad del plano entre baldosas adyacentes : Consintiendo resaltos (cejas) detectados con cuñas, entre un máximo de 2 mm para cualquier anchura de la junta de colocación y un mínimo de 1 mm (aconsejable en juntas de colocación de anchura igual o inferior a 5 mm).
    • La ausencia de resaltos o su expresión mínima de 1mm debiera aplicarse también en revestimientos interiores, en previsión de sombreados indeseados si existen puntos de luz cenital en las proximidades del paramento.
    • La correspondencia en geometría y dimensiones de taladros, cajeados, entregas a carpintería y mobiliario fijo, entre lo proyectado o especificado y la ejecución, con el precepto de que esos cortes y perforaciones deben quedar embebidos por los respectivos elementos que se superpongan.
    • La alineación y paralelismo de las juntas de colocación y de movimiento respecto a una línea de referencia [que será la arista de un cambio de plano, al límite de una superficie o un eje de simetría] y también entre sí. Todo ello para el caso de baldosas cuadradas o rectangulares.
    • En todos los recubrimientos rígidos modulares, la uniformidad en la anchura y percepción de textura/color de las juntas de colocación. Se admite en algunas normas una tolerancia de diferencia de anchura y/o alineación de las juntas de colocación de 1 mm medida con regla de 1 m. Este criterio debe aplicarse también a las juntas de movimiento.
    • La comprobación de la modulación respecto a lo previsto en el proyecto.
Como componente de un sistema o elemento constructivo, el recubrimiento rígido modular debe cumplir unos requisitos que constan en el proyecto inicial y, en algunos casos, se trasladan al proyecto de ejecución. Suelen reflejarse también en la memoria de los materiales y se supone que, en fase de ejecución, se han comprobado la correspondencia entre lo demandado y servido, y también la correcta instalación de esos materiales o productos.

En la fase de control de calidad de acabado, cualquier comprobación de un requisito funcional exige la realización de ensayos in situ, en ocasiones de una cierta complejidad.

Queda por comentar la comprobación de la adherencia. El control preliminar puede realizarse por percusión o mediante mapa de infrarrojos (en revestimientos en altura), pero la comprobación de las características y magnitud de la adherencia debe confirmarse con ensayo de arranque.

El proyecto de un recubrimiento debe incluir el protocolo de control de calidad, especificando:
  • Las características a controlar
  • Los elementos sobre los que efectuar el control, así como la frecuencia y extensión
  • La evaluación de la calidad respecto a los requisitos demandados (mejor si están referidos a normas)

En los documentos adjuntos se aporta información sobre las condiciones de entrega en el informe europeo CEN/TR 13548 y las exigencias de calidad de entrega en España:
La calidad de acabado también incluye el estado de presentación del recubrimiento en los aspectos de limpieza y tratamientos si se contemplaran.
 

^ Subir

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló