Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Textura Superficial

Ilustración de la textura superficial
La adherencia de tipo mecánico se alcanza con los morteros de cemento/cal y adhesivos cementosos mediante el anclaje del cemento hidratado (filamentos, como las púas de un erizo) a los poros y capilares de la superficie de colocación, pero también a la textura que presente esa superficie, entendida como microrrugosidad o incluso relieve, pudiéndose dar básicamente tres situaciones:

  • Que la textura sea muy rugosa, planteando la posibilidad de reducirla mediante una capa de regularización si esa textura es incompatible con la colocación en capa fina o penaliza el consumo de adhesivo, sobre todo si es de gama alta
  • Que la textura superficial sea suficiente para el anclaje de mortero y adhesivos cementosos (normalmente está acompañada de una cierta porosidad)
  • Que la textura sea lisa, imposibilitando la adherencia mecánica de morteros y adhesivos cementosos de bajo contenido en resinas. Bajo esta situación caben tres posibilidades:
    • Efectuar un repicado mecánico que confiera textura
    • Aplicar una imprimación puente de adherencia que prepare la superficie para recibir un adhesivo cementoso compatible
    • Seleccionar adhesivos que aporten adherencia de tipo químico, sin necesidad de anclaje mecánico (adhesivos cementosos con alto contenido en resinas, adhesivos de resinas en dispersión y adhesivos de resinas de reacción).
Medidas Correctoras Sobre la Textura Superficial
Textura
Actuación correctora
Método de colocación (1)
Muy rugosa
-
Capa gruesa
Capa de regularización
Capa delgada con adhesivos cementosos compatibles
Rugosa
-
• Capa delgada con adhesivos cementosos compatibles
• Capa gruesa
Lisa
Imprimación puente de adherencia I3
Repicado mecánico
Capa delgada con adhesivos cementosos compatibles
(C 1)(2)
-
Capa delgada (C 2, D 1, D 2, R 1, R 2)
(1) En función únicamente de la textura superficial.
(2) Los adhesivos cementosos C1, según UNE-EN 12004, aseguran una buena adherencia (resistencia a la tracción igual o superior a 0,5 N/mm2) sobre soportes de muy baja capacidad de absorción de agua (por ejemplo, baldosas del Grupo BIa); en consecuencia, es previsible que la adherencia no quede comprometida sobre superficies de colocación no extremadamente lisas (como por ejemplo, vidrio o metales para los que es necesario consultar al fabricante si se pretende utilizar adhesivos cementosos sean C1 o C2). En todos los casos, es recomendable consultar al proveedor del adhesivo cementoso para la colocación sobre este tipo de superficies.

Aún no existiendo una teoría unificada sobre el fenómeno de la adhesión, en términos de explicar la conexión entre adherentes y adhesivo, se admite ampliamente que un tipo de adherencia muy representativa es el acoplamiento mecánico entre los materiales y la cinética de penetración del adhesivo en los poros del adherente.
   
La textura o microrrugosidad superficial del adherente juega un papel determinante en ese acoplamiento mecánico, además de contribuir a incrementar la superficie de contacto entre los materiales a unir. Las condiciones reológicas del adhesivo serán cruciales para su capacidad “humectante” o “mojante” y la penetración en poros y capilares.
 

La textura como superficie de anclaje del material de agarre

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 99 02
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló