Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Soleras de Hormigón

Sección de una solera de hormigón
Sección de una solera de hormigón
Suelen  constituir la base de solados rígidos modulares (baldosas cerámicas y terrazo principalmente) en la edificación industrial y superficies comerciales, aunque los pavimento continuos con diferentes acabados del hormigón y los aglomerados continuos representan la opción mayoritaria.

La problemática de las soleras de hormigón asentadas sobre el terreno respecto a la estabilidad se concentra en dos parámetros:

Juntas perimetrales y de corte en una solera de hormigón
Juntas perimetrales y juntas de corte (serradas o en frío) en una solera de hormigón
  • La capacidad resistente, medida a través de la resistencia a la flexotracción, respecto a las tensiones que se generan en su seno, y respecto a la compresión por las cargas dinámicas y estáticas que deben soportar.
  • Los fenómenos de retracción ligados a la pérdida de agua del hormigón respecto a la inicial de amasado y traducidos en una reducción de volumen de la solera, con cambios dimensionales más o menos uniformes en el tiempo.

Retracción plástica del hormigón fresco
Retracción plástica del hormigón, en la primera fase de endurecimiento

Suponiendo que una solera de hormigón se ha proyectado para unas cargas previstas, y se han dispuesto juntas de serrado (junta de corte o en frío) y perimetrales, para mantener bajo control la fisuración producida por la retracción, la estabilidad de este soporte dependerá de las diferentes variables que intervienen en el fenómeno de la retracción:

  • El grado de humedad ambiental, en función también de la temperatura
  • Las dimensiones de la solera y, en particular, su grosor
  • La composición del hormigón, en sus relaciones cemento/árido y agua/cemento, además del tipo de cemento empleado y su clase resistente
  • El tiempo transcurrido desde la ejecución de la solera
  • El grado de uniformidad en el proceso de secado o hidratación del cemento
  • Los impedimentos a la retracción que, en su estado límite, provocarán fisuración

En los elementos estructurales, el fenómeno de la retracción suele completarse en un 75%, en condiciones normales de las variables anteriores, a los tres meses desde su ejecución. En función de este dato y de la magnitud de las retracciones medias en hormigones armados [alrededor de 0,25 mm/m] podemos establecer unos niveles de estabilidad para las soleras de hormigón:

La Colocación por Adherencia Directa sobre Soleras de Hormigón
Respecto a su Estabilidad
Máxima Estabilidad compatible con una adherencia rígida en soleras:

  • Con más de 6 meses de edad, maduradas en condiciones normales de temperatura y humedad [alrededor de 21-23 ºC y 55-60% HR], sin presencia de fisuras no coincidentes con juntas de corte o perimetrales
  • De más de 4 meses de edad, maduradas en condiciones de alta humedad relativa [mayor al 75% HR]

Media Estabilidad compatible con una adherencia deformable o muy deformable, en soleras:

  • Con edad superior a 6 semanas, maduradas en condiciones de alta humedad relativa [mayor al 75% HR] o en condiciones normales y que presenten una humedad superficial inferior al 1%, medida con higrómetro de carburo, sin la presencia de fisuras no coincidentes con las juntas perimetrales o de corte

Baja Estabilidad incompatible con la colocación por adherencia directa, salvo el empleo de adhesivos muy deformables y compatibles con las condiciones de la solera entregada [previa confirmación del fabricante o proveedor]:

  • Soleras de menos de 6 semanas de edad o con humedades superficiales iguales o superiores al 1%, medida con higrómetro de carburo.
  • Soleras fisuradas sean cuales fueren su edad o las condiciones de maduración

La interposición de una capa de separación, desolidarizada con la solera permite obviar la inestabilidad de este tipo de soporte, consecuencia de la retracción.

Higrómetro de carburo
Higrómetro de carburo y equipamiento auxiliar para la medida de la humedad superficial de soleras y capas de nivelación de hormigón o mortero
Dado que los solados rígidos modulares deben incorporar al menos aislamiento acústico al ruido de impacto, la problemática de la inestabilidad debida al fenómeno de la retracción de los conglomerados de cemento se traslada a las capas de nivelación o soleras flotantes que se ejecutan sobre aislamientos o impermeabilizaciones de láminas, los cuales actúan como capa de desolidarización.

No hemos considerado aquí los factores de inestabilidad que puedan estar provocados por:

  • Un mal diseño de la solera, respecto a su resistencia mecánica en función de las cargas dinámicas y estáticas que deba soportar
  • Una deficiente compactación del terreno o un hundimiento imprevisto


 

^ Subir

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló