Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Otros Tipos de Forjados

Consideramos aquí todos los tipos o variantes de forjados que no entran en la definición de unidireccionales o reticulares de hormigón. En todos ellos, las deformaciones previstas deben ser datos del proyecto, no pudiéndose anticipar valoración de esas deformaciones dada la complejidad de esos elementos estructurales.

Tras la aprobación en España del Código Técnico de Edificación (CTE) [R.D. 314/2006, del 17 de Marzo], debemos hacer mención a dos familias esenciales: los forjados metálicos y los de madera. Los primeros están referenciados en el Documento Básico de Seguridad Estructural DB SE-A (Acero), y los segundos en el DB SE-M (Madera).

En Centroeuropa los forjados metálicos han tenido una discreta progresión en las últimas décadas, aunque su precio y su sensibilidad al fuego han frenado su difusión. La industria del acero compite con los forjados de hormigón armado con tres soluciones fundamentales[1]:

  • Forjados mixtos de hormigón y chapa de acero de espesor variable [0,9-1,2 mm]
  • Forjados de losas aligeradas sobre vigas metálicas de luz variable [7-10 m]
  • Forjados con estructura embebida [slim floor]

Forjado de acero con estructura embebida [slim floor]
Detalle de un forjado metálico plano con estructura embebida. Catálogo de Profil Arbed. FUENTE: [1]
Forjados metálicos “tradicionales”
Forjados metálicos “tradicionales”

 
Para los estados límite de servicio (deformaciones, flechas, desplomes y vibraciones) de las estructuras de acero, el documento DB SE-A remite al apartado 4.3 del documento de Seguridad Estructural [DB SE 1, Resistencia y estabilidad], con lo que los forjados metálicos vuelven a estar referenciados a la flecha relativa respecto a su estabilidad, con las mismas condiciones exigidas a los forjados unidireccionales de hormigón:

  • Flecha relativa menor a 1/500 con tabiques frágiles o pavimentos rígidos sin juntas
  • Flecha relativa menor a 1/400 en pisos con tabiques ordinarios o pavimentos rígidos con junta
  • Flecha relativa menor a 1/300 en el resto de los casos

Con extensión a la  consideración del confort de los usuarios [flecha relativa menor que 1/350] y la apariencia de obra [menor que 1/300].

Salvo que los datos del proyecto permitan asignar baja o media deformabilidad a un forjado metálico, los consideramos aquí como de alta deformabilidad a efectos de recibir un solado rígido modular por:

  • La no coincidencia en el tiempo de las deformaciones elásticas del acero y las diferidas en el hormigón, con el consiguiente riesgo de fisuración de este último
  • El riesgo de deformación y vibraciones consecuencia de la ligereza y esbeltez de este tipo de forjados

El acero “no acompaña” al hormigón en su retracción, generando fisuras en la capa de compresión sobre las vigas de acero
El acero no acompaña al hormigón
 
La colocación de solados por adherencia precisará la ejecución de una solera flotante y sólo será posible la colocación directa, con adhesivos muy deformables, en situaciones muy concretas.

También aquí son claves: el reducido tamaño de las baldosas, la anchura de la junta de colocación y el diseño de las juntas de movimiento intermedias, también llamadas de dilatación.

Los forjados de madera tienen también la consideración de elementos poco rígidos o de alta deformabilidad, con tres factores añadidos:

  • Las deformaciones consecuencia de las desequilibrios higroscópicos entre la humedad ambiental y de la madera
  • Los cambios dimensionales en función  de la durabilidad natural y la impregnabilidad de la madera
  • Los deformaciones ante esfuerzos a tracción y compresión uniforme, paralelos y perpendiculares a la fibra
 
En España, el documento DB SE-M [Seguridad Estructural: Madera] sólo contempla como estados límite de servicio el deslizamiento de las uniones y las vibraciones. Dada la orientación de este documento, no se extiende en la consideración de las flechas relativas respecto al daño que puedan sufrir elementos constructivos rígidos.

La ejecución de solados sobre estructuras portantes y forjados de madera, exige un primer tratamiento de impermeabilización frente al agua y la humedad y una solera flotante sobre la que adherir el embaldosado.

Solamente en casos muy concretos, sobre superficies reducidas, es posible adherir las baldosas con un adhesivo de reacción altamente deformable.

Antaño, fueron comunes los forjados con vigas de madera y entrevigados diversos, con tablazón también de madera o revoltones de ladrillo tomados con yeso o morteros de cal y/o cemento. Sobre este segundo tipo se han colocado solados cerámicos o con baldosas hidráulicas, bajo la modalidad de "al tendido" sobre lecho de arena y posterior capa de mortero de cal.

Esquemas de dos forjados “tradicionales” de vigas de madera
Dos forjados sobre vigas de madera, mediante tablazón y revoltones de ladrillo cerámico
La consideración de recubrimientos rígidos modulares sobre soportes de madera de ataño a proyectos de rehabilitación o restauración patrimonial, o espacios hídricos en viviendas, prefabricadas o no, de madera.

En la primera situación, cualquier intervención debe ser consecuencia de un minucioso estudio plasmado en un proyecto completo.

En la segunda situación, para baños y saunas de viviendas de madera existen prefabricados y materiales para una colocación segura con baldosas de pequeño formato, colocados a junta abierta sobre soporte impermeabilizado, con adhesivos deformables y materiales de rejuntado también deformables.



[1] Los forjados de los edificios: pasado, presente y futuro. FLORENTINO REGLADO TESORO. ISBN 84-930696-2-0. Biblioteca Técnica CYPE Ingenieros. Edición 1999.
 

^ Subir

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló