Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Respecto a las Deformaciones Bajo Carga

Como recomendación universal sugerimos atenernos a la flecha activa en los forjados y a la estabilidad del soporte sobre el que se asientan, para el caso de cerramientos y particiones.

En la consideración de la flecha activa es prudente mantenerse entre las referencias del “Codice di posa” italiano y las condiciones impuestas en los cuadernos del CSTB francés. Las flechas activas máximas inferiores a 5 mm se sitúan  por debajo de las deformaciones de soleras flotantes con más de 28 días de edad y que reciben un solado con adhesivos cementosos de capacidad deformable limitada o incluso escasa [los C 1 de la norma EN 12004], y para los que la práctica constructiva no atribuye disfunciones.

Con estas características previas, otorgaremos las siguientes categorías de estabilidad respecto a las cargas propias del elemento estructural, las inducidas desde estos elementos y las de funcionamiento:
  • Estables, con bajos movimientos esperados, en todo tipo de forjados, de 6 meses de edad mínimo, que soportan tabiquería y cerramientos (también por su cara inferior) realizados, como mínimo, 2 meses antes de ejecutar el recubrimiento, y que presentan flechas activas por debajo de L/750 [donde L es la luz del forjado en milímetros] hasta luces de 5 m, o por debajo de L/1500 + 3 mm cuando la luz supere los 5 m.
  • Inestables, con medios movimientos esperados, cuando bajo las condiciones descritas en la clase anterior, presenten flechas activas:
    • Superiores a L/750 e inferiores o iguales a L/500, para luces de hasta 5 m
    • Superiores a L/1500 + 3 mm e inferiores o iguales a L/1000 + 5 mm para luces superiores a 5 m.
  • Muy inestables, con altos movimientos esperados, cuando bajo las condiciones descritas en la clase estables, presenten flechas activas superiores a L/500 con luces hasta 5 m ó superiores a L/1000 + 5 mm con luces mayores a 5 m.

Los forjados de primeras plantas sin cerramientos ni particiones en su cara inferior, con edades inferiores a los 6 meses o que han recibido elementos constructivos en tiempos menores a 2 meses en el momento de instalar el solado serán inestables o muy inestables en función de la superposición de factores que graven la flecha activa o la flecha total a plazo infinito.

En el cuadro adjunto se presentan algunos ejemplos orientativos, tomados de fuentes documentales y bajo condiciones óptimas de ejecución.

Ejemplos Orientativos
Tipos de forjado
Flecha activa
Clase de estabilidad
Unidireccional empotrado con luz de 4 m y 30 cm de canto
< 5 mm
Estable
Unidireccional empotrado con luz de 4 m y 30 cm de canto
> 5 mm
< 9 mm
Inestable
Unidireccional empotrado con luz de 5 m y 30 cm de canto
> 7 mm
< 9 mm
Inestable
Reticular de 5 m de luz, canto de (26+4) cm y pilares de 30x30 cm
> 5 mm
< 7 mm
Estable
Reticular de 7 m de luz, canto de (26+4) cm y pilares de 30x30 cm
> 9 mm
< 11 mm
Muy inestable
Reticular de 7 m de luz, canto de (36+4) cm y pilares de 30x30 cm
> 3 mm
< 4 mm
Estable

De los ejemplos aportados y de los datos de fuentes documentales no se pueden sacar conclusiones sobre las limitaciones de la estabilidad, acotada en las tres clases de enunciados. Sí nos atrevemos con la clase más estable, que podemos asociar con:
  • Forjados unidireccionales empotrados, con cantos no inferiores a 30 cm y luces no superiores a 4 m. En las condiciones descritas y óptima calidad en los materiales y la ejecución del elemento constructivo, las flechas activas estarán por debajo de los 5 mm
  • Forjados reticulares, con cantos no inferiores a (36+4) cm y pilares de 35x35 cm de sección mínima y luz no superior a 7 m. En la condiciones descritas y óptima calidad en los materiales y la ejecución del elemento constructivo, las flechas activas estarán también por debajo de los 5 mm

Con forjados unidireccionales de mayor luz, para los cantos habituales de 30-35 cm entramos en mayores riesgos de inestabilidad con flechas activas cercanas a los 10 mm

Para los forjados reticulares, el grosor del canto es determinante para alcanzar un determinado nivel de deformación. Para pilares de 35x35 cm y luces de 7-m y una carga de cálculo de 8 kN/m2, la deformación en un punto central pueden variar desde 1,5 mm [canto de (41+4) cm] a 4,5 mm [canto de (26+4) cm] lo que implicaría flechas activas de 3,3 mm y 9,9 mm respectivamente.

Para los soportes verticales, rige la recomendación de asignarles la clase de estabilidad del elemento constructivo sobre el que se apoyan, respecto a la deformación por cargas.

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló