Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

El Modelo Australiano

La publicación entre 1991 y 1992 de dos normas sobre la colocación de baldosas cerámicas [AS 3958.1 (1991) y AS 3958.2 (1992)], complementarias a la norma sobre baldosas cerámicas AS 3958, constituyó un hito importante en el panorama internacional de la disponibilidad de documentos técnicos sobre la colocación por adherencia de materiales rígidos modulares. Por un lado, valoramos el carácter unitario de estas dos normas (desde la proyección hasta el acabado final de un recubrimiento cerámico), y, por otro, representan la síntesis de dos modelos diferentes: el americano, representado por el Manual de Colocación de Baldosas Cerámicas [TCNA], y el británico, en base a la norma B5 5385.

La norma A3 3958.1 (2007) [Guía de instalación de baldosas cerámicas] se articula en 5 secciones que cubren:

  • Objetivo, referencias documentales, definiciones y sinónimos.
  • Materiales: baldosas cerámicas y mosaico, de imprimación, adhesivos, materiales de rejuntado, para la preparación de los soportes de colocación, para juntas de movimiento, imprimaciones puente de adherencia, componentes de morteros (cal, cemento, arena, agua), capas de separación para pavimentos, capas de base (en nuestra documentación llamadas capas intermedias), refuerzo, almacenamiento y manipulación de materiales.
  • Sistemas de recubrimiento, incluyendo guías para su selección: pavimentos y revestimientos.
  • Preparación de los soportes para la colocación: con indicaciones generales, soleras de nivelación, forjados, suelos de madera, paneles de fibrocemento, paredes de hormigón/fábrica de ladrillo, paredes prefabricadas (fibrocemento, cartón-yeso, etc.).
  • Colocación de las baldosas cerámicas, con consideraciones preliminares sobre la compatibilidad de la técnica de colocación con los soportes, los criterios generales para la instalación de las baldosas y las juntas de movimiento [denominadas estructurales, intermedias, perimetrales y de contracción en solados]. Esta 5ª sección se extiende en una amplia descripción de las técnicas de colocación en capa gruesa con mortero (en pavimentos y revestimientos) y de la colocación con adhesivos [incluso con orientación sobre la humectación mínima requerida en los diferentes tipos de recubrimientos, desde el 65% mínimo en un revestimiento interior hasta la exigencia de mojabilidad del adhesivo en un 90% del reverso de la baldosa para el caso de revestimientos exteriores, pavimentos en terrazas y azoteas, y pavimentos de alta tránsito].

La norma AS 3958.1 (2007) incorpora también anexos dedicados a la ejecución de soleras de nivelación y flotantes, enfoscados de mortero de cemento, limpieza y mantenimiento, evacuación del agua en la superficie de los solados, así como un extenso apéndice dedicado a los recubrimientos en inmersión o su contacto permanente con el agua.

La norma australiana de colocación AS 3958.1 (2007)
La norma australiana para la selección del sistema de recubrimiento cerámico AS 3958.2 (1992)

La norma AS 3958.2 (1992) [Guía para la selección del sistema de recubrimiento cerámico] constituye un documento importante para el Prescriptor y el Proyectista, como guía para la elaboración de un proyecto de recubrimiento cerámico. La norma se estructura en cinco secciones dedicadas a:

  • Objetivo, campo de aplicación e indicaciones generales, con descripción de los estratos funcionales típicos de un sistema de recubrimiento.
  • La planificación y el diseño del sistema de recubrimiento en función del uso previsto, acabado deseado y el tipo de soporte, con aportación de un diagrama de flujo con todos los datos a contemplar para la selección de los materiales y la técnica de colocación. La aportación de una relación de características de comportamiento y requisitos (Tablas 2.1 y 2.2) constituye una útil herramienta para definir las variables del proyecto.
  • La tercera sección está dedicada al análisis de los datos del proyecto, con unas indicaciones generales, la definición del entorno y comportamiento del recubrimiento, la caracterización del soporte, la geometría de la superficie y el plazo de ejecución.
  • La cuarta sección, la más extensa, entra en detalle en la planificación y el diseño en función de las variables aportadas en las Tablas 2.1 y 2.2 de la segunda sección, con un completo apartado dedicado a la descripción de los soportes [clases y características] y elección de la técnica de colocación. La Tabla 4.3 aporta los requisitos y tolerancias del soporte. También incluye un apartado dedicado a las juntas de movimiento, en correspondencia con los contenidos de la sección quinta de AS 3958.1. Los últimos apartados hacen referencia a la verificación de la conformidad del sistema de recubrimiento cerámico, preparación de dibujos y especificaciones, así como de las instrucciones de ejecución.
  • La última sección está dedicada a los recubrimientos especiales, con requisitos particulares [aislamientos, resistencias mecánica y térmica, conductividad eléctrica, especiales exigencias higiénicas, ambientes húmedos, etc.]

La norma AS 3958.2 (1992) incluye dos apéndices dedicados a la clasificación de las baldosas cerámicas [según la ya anulada norma europea EN 87], y a la determinación de la sequedad de las soleras de hormigón.

Una visión de conjunto de ambas normas nos ratifica en la valoración muy positiva como documento unitario para la caracterización de los recubrimientos cerámicos respecto a la tecnología de colocación por adherencia. Hace 15 años fue la aportación más avanzada respecto a la consideración del sistema de recubrimiento.

Respecto a la consideración de los soportes, la aportación de ambas normas es importante. Ofrecemos una relación secuencial, tal como aparece en ellas.

1. Materiales de soporte [Apartado 2.6 pág. 14, AS 3958.1 (2007)]. Son la definición de la madera contrachapada (al menos de 10 mm de grosor), paneles de madera conglomerada estructurales para suelo, paneles de fibrocemento y fibrocemento comprimido, paneles de cartón-yeso, y materiales de enrasado y pies derechos.

2. Materiales para capas de separación: películas de polietileno (clase 500), tela asfáltica y  cartón aislante.

3. Capas de base de tipo adheridas o rígidas

4. Armaduras para soleras de reparto de cargas y como refuerzo de 50x50 mm de luz y 2,5 mm de diámetro

5. Preparación de los soportes [sección 4, págs. 57-65, As 3958.1 (2007)], con especificaciones para soleras de hormigón (con tiempos mínimos de maduración y tolerancias máximas de planitud, según la Tabla 4.3), y enfoscados en paramentos, (la Tabla 4.5 aporta las características y las tolerancias de planitud). Se dedica un apartado a las actuaciones sobre particiones secas [“paredes con entramado” en el documento]

6. En la sección 5 de AS 3958.1 (2007) se dedica un apartado a comentar la compatibilidad del soporte, entendido como superficie de colocación, con el material de agarre, con mención explícita a la humedad residual de las conglomeradas de cemento que forman parte del sistema de recubrimiento (soleras de nivelación y flotantes, enfoscados), respecto a su madurez.

7. El apéndice A de AS 3958.1 (2007) se dedica a soleras maestreadas adheridas al soporte estructural o flotantes sobre él, con datos sobre su grosor mínimo (40 mm en soleras flotantes) y la necesidad de proteger las tuberías con mallazo sobre las mismas (con una anchura mínima de 250 mm a cada lado). Se define el tamaño de la solera como unidad de ejecución (vano o paño) y las desviaciones máximas de nivel (± 15 mm) sobre grandes superficies. Se aportan sendos apartados a la fisuración de soleras y la eliminación de la humedad. Un último epígrafe se dedica a los aditivos o adiciones a la composición de los morteros [aireantes, reductores de agua, superplastificantes, aceleradores y reductores de hidratación, e impermeabilizantes]

8. El apéndice B de As 3958.1 (2007) está dedicado a los revoques, que en la documentación denominamos enfoscados (capas de regularización, enfoscados a “buena vista” y maestreados), aplicados sobre paramentos. Distingue los siguientes soportes/superficies sobre los que se aplican:
  • Materiales densos, resistentes y lisos [fábrica de ladrillo de alta densidad, hormigón denso prefabricado o preparado in situ y piedra natural dura]
  • Materiales porosos moderadamente resistentes [fábrica de ladrillo de densidad media, hormigón con áridos naturales de resistencia media, piedra natural blanda, ladrillos de silicato cálcico y ladrillos/ bloques de hormigón]
  • Materiales porosos moderadamente débiles [bloques de hormigón, áridos ligeros con base de hormigón y hormigón aireado sometido a autoclave]
  • Hormigón sin áridos finos
para asignarles, en algunos casos, operaciones de preparación. El apéndice incluye la descripción de la realización de enfoscados armados, las composiciones y condiciones de mezcla para cada tipo de soporte, la disposición de juntas de movimiento cuando existen tipos diferentes sobre una misma superficie, y las alternativas sobre soportes sometidos a la humedad. Termina con referencias explícitas al grosor y las tolerancias máximas de planitud del enfoscado realizado:
  • Grosores máximos de 13 mm en la ejecución en capa única
  • Doble capa para grosores mayores y armadura en su centro cuando deban superarse los 20 mm
  • El enfoscado debe entregarse con desviaciones máximas de planitud de 4 mm en 2 m para la colocación con adhesivo, y 8 mm en 2 m para la colocación en capa gruesa con mortero.

9. La sección 1 de AS 3958.2 (1992) define los estratos funcionales de un sistema de recubrimiento, distinguiendo cuatro partes fundamentales:
  • Capa externa (el recubrimiento cerámico)
  • El lecho de asiento de las baldosas o capa de agarre
  • Las capas especiales [separación, aislamiento acústico, (al ruido aéreo, impacto y vibraciones), aislamiento térmico, impermeabilización y capa de refuerzo (denominadas aquí de compresión o reparto de cargas)]
  • Capa de nivelación [soleras de nivelación y enfoscados maestreados]

10. La sección 4 de AS 3958.2 (1992) incorpora un amplio apartado dedicado a los soportes (págs. 34-38), con descripción de los tipos [el punto 8 anterior] incluyendo los paneles prefabricados, y descripción de las características a contemplar:
  • Porosidad y succión
  • Anclaje mecánico aportado por el acabado del tipo de soporte o por una operación realizada sobre la superficie (raspado, cepillado, ...) y entendido como capacidad para que se adhiera el material de agarre en base cemento. En esta documentación denominaremos a esta característica textura superficial
  • Precisión de la construcción, como calidad superficial respecto a nivel (horizontal), aplomado (vertical) y planitud de la superficie de colocación.
  • Movimientos de humedad y térmico, como inestabilidad dimensional del soporte a causa de variaciones de humedad u oscilaciones de temperatura
  • Acción química, asociada con la aportación de sales solubles (sobre todo los sulfatos)
  • Contaminación, asociada a la incidencia de sustancias presentes sobre la superficie de colocación [desencofrantes, agentes de “fraguado”, pinturas, grasas, materiales pulverulentos,...] que pueden perjudicar la adherencia
  • Deterioro físico, asociada a la cohesión del material que constituye la superficie de colocación.

11. La sección 4 de AS 3958.2 (1992) también establece los posibles tratamientos previos del soporte antes de la colocación [texturación superficial, regulación de la succión, actuaciones sobre la estabilidad de paredes, realización de capas de separación, soleras revoques y enfoscados maestreados.

12. La Tabla 4.3 de la pág. 43 [AS 3958.2 (1992)] aporta las condiciones de maduración (fraguado o curado) de soleras y enfoscados de conglomerados de cemento, así como las desviaciones máximas de planitud de las superficies entregadas [8 mm en 2 m para la colocación con mortero y 4 mm en 2 m para la colocación con adhesivo en soportes verticales; 20 mm en 3 m en suelos para la colocación al tendido, 10 mm en 3 m para la colocación con mortero y 5 mm en 3 m para la colocación con adhesivo]

13. Por último, el apéndice B de AS 3958.2 (1992) está dedicado a la determinación del grado de sequedad de las soleras de hormigón con el fin de evaluar su estabilidad dimensional, a su vez directamente vinculado al proceso de hidratación del cemento.

En condiciones normales de temperatura y humedad se suele asignar un tiempo mínimo de maduración de cuatro meses, para una solera de 10 cm de gruesa que sólo pueda secarse por una cara. El apéndice propone tres métodos de evaluación de la humedad residual:
  • El cambio de tonalidad entre una parte de la solera cubierta con vidrio o plástico, precintada y el resto
  • El ensayo de resistencia eléctrica entre dos puntos de la solera, en función de la humedad residual
  • La medida de la humedad residual mediante higrómetro de carburo

En resumen, el conjunto de las normas australianas AS 3958.1 (2007) y AS 3958.2 (1992) aporta para los soportes:

  • Una definición del sistema de recubrimiento, como conjunto de estratos superpuestos con funcionalidades específicas
  • Una descripción de los tipos de soportes y sus características vinculadas a la recepción de un recubrimiento rígido modular
  • Directrices generales para la preparación de los soportes de cara a la colocación
  • Una descripción detallada de las capas intermedias especializadas, en particular las soleras de nivelación y flotantes y los revoques o enfoscados de paramentos
  • Una asignación de características de entrega de la superficie de colocación [madurez o curado de los conglomerados de cemento y tolerancias máximas de planitud], así como de las características de esa superficie que condicionan la selección del material de agarre y, en consecuencia, la técnica de colocación.

En suma, un conjunto normativo muy útil para el encuadramiento tecnológico de la colocación por adherencia de materiales rígidos modulares, en particular cerámicos.

Vd. puede solicitar estas normas en:

SAI GLOBAL LIMITED
Tel.: 13 12 42
Fax: 1300 65 49 49
e-mail: sales@sai.global.com

Vd. puede informarse sobre el desarrollo de la normativa australiana en:

STANDARDS AUSTRALIA LIMITED
GPO Box 476
Sydney NSW 2001
Tel.: 02 8206 6000
Fax: 02 8206 6001
e-mail: mail@standards.org.au
www.standards.org.au
 

^ Subir

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló