Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Cuadro de Conclusiones

Antaño, los recubrimientos rígidos modulares, por el tamaño y rigidez de las baldosas y por la estabilidad de los soportes sobre los que se asentaban, no precisaban uniones adhesivas especialmente deformables.

Bastaba un buen mortero de cal para la colocación segura y durable de los revestimientos y la colocación también en capa gruesa sobre lecho de arena de los solados.

Bajo exigencias particulares se recurría a morteros especiales, ya en época del Imperio Romano, con el concurso de cementos diseñados a partir de cenizas volcánicas y otras materias primas naturales. Estos morteros posibilitaron la construcción de acueductos, diques y presas, y edificios tan singulares como el Panteón, con una cúpula de 43 metros de diámetro, antecedente también de los forjados reticulares.

Revestimiento vítreo y cerámico en la maxura de la Mezquita de Córdoba
Bóveda de la maxura en la Mezquita de Córdoba. Ampliación de al-Hakam II, 961-976. Decoración musivaria de teselas de vidrio dorado (técnica bizantina) e imposta mixtilínea de cerámica vidriada y decoración en verde cobre y marrón violáceo de manganeso.
Pavimento cerámico medieval en el castillo-palacio de Alacuás (Valencia)
Pavimento de baldosas de mayólica con decoración medieval en azul cobalto. 2ª planta del palacio-fortaleza de Alacuás (Valencia, ss.XV-XVI).


A partir de los años cincuenta del siglo XX se desarrolla de forma continuada la tecnología de la adición polimérica en hormigones y morteros de cemento, más de un siglo después de la introducción del cemento industrial [patente de José Aspin de 1824, Portland, Reino Unido].

Las emulsiones poliméricas son elemento consustancial en morteros y hormigones por haber mejorado tanto las propiedades en fresco como las características finales tras endurecimiento.

Su aplicación a los morteros para la colocación de baldosas ocupa un lugar secundario en la Química de la Construcción, pero desde 1970 ha tenido un notable impacto en la colocación de recubrimientos rígidos modulares. La introducción de la técnica en capa delgada con los adhesivos supone un salto cualitativo esencial sobre la colocación tradicional en capa gruesa, pero ha representado también el aseguramiento de la adherencia incluso con adherendos lisos e inabsorbentes y la ya definida como característica fundamental y complementaria a la adherencia, que hemos denominado deformabilidad.

  • Ante adherendos inestables (baldosas y/o adhesivos) disponemos de una técnica, la colocación en capa delgada o media, que posibilita el uso de adhesivos deformables según las exigencias y condicionantes de cada recubrimiento
    • Adhesivos y materiales de rejuntado de resinas de reacción, en base al poliuretano, aplicables sobre todo tipo de baldosas y soportes/superficies de colocación
    • Adhesivos de resinas en dispersión aptos para revestimientos interiores secos que, según los últimos desarrollos, admiten también ambientes húmedos [los denominados D 2 según EN 12004]
    • Adhesivos cementosos, con extensión también a los materiales de rejuntado en base cemento mientras las nuevas normas no digan lo contrario, para los que la deformabilidad es una característica opcional. La oferta industrial y las fuentes documentales parecen corroborar que los adhesivos C 1 S1, C 2 S1 y C 2 S2 se adaptan a situaciones de una cierta inestabilidad. Los dos últimos códigos parece que satisfagan todas las exigencias en exteriores sobre soportes convencionales y baldosas rígidas de formatos medios y grandes (por ejemplo, gres porcelánico).
  • La particular parcela de los adhesivos cementosos deformables se asienta en una correlación más o menos precisa de la cantidad y tipo de emulsión polimérica presente en la composición y su capacidad deformable. Quedan pendientes de un mejor conocimiento, de futuros desarrollos de la industria de adhesivos o son objeto de investigación actual (o en fase de lanzamiento de innovaciones), los siguientes aspectos:
    • El aseguramiento de la durabilidad a largo plazo ante los esfuerzos repetidos y de dirección opuesta por oscilaciones higrotérmicas, especialmente con los polímeros blandos frente al estrés térmico.
    • La previsión de la deformabilidad tras completa hidratación del cemento, tal vez como decremento de la deformación transversal alcanzada en el ensayo según EN 12002
    • La misma evolución de la membrana polimérica en el seno del mortero hidratado a largo plazo, en función de los resultados de ensayos de envejecimiento acelerado, así como la tendencia a la redispersión de algunos compuestos poliméricos sometidos a inmersión o bajo condiciones de humedad ambiental extrema.

La reproducibilidad del ensayo según EN 12002, más o menos dispersa según fuentes documentales, y la correlación entre la deformación transversal y la deformación absoluta alcanzada con el esfuerzo de cizalladura constituyen áreas de interés informativo.

Vd. puede acceder a los documentos complementarios siguientes:

  • La deformabilidad según EN 12002, una perspectiva desde la empresa Wacker Polymer Systems, fabricante de resinas poliméricas en polvo redispersable, que analiza la deformabilidad en función de la composición.

^ Subir

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló