Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Criterios de Selección

Para los criterios de selección de las baldosas de terrazo para uso en solados interiores y exteriores hacemos idéntico planteamiento que para la piedra natural. Aquí la discriminación entre exterior o interior sólo afecta a los parámetros de resistencia climática y comportamiento frente al fuego externo. Respecto a las prestaciones exigibles en función del tipo e intensidad de tránsito debemos considerar:

  • La resistencia a la flexión y/o carga de rotura
  • La resistencia a la abrasión
  • El espesor de la capa de huella en terrazos bicapa

Son de interés general la absorción capilar de la cara vista a efectos de prever el comportamiento frente a las manchas y la resistencia al resbalamiento en todos los supuestos reglamentados y, en general, allá donde exista riesgo (exteriores e interiores mojados y/o con aportación de materiales que favorecen el resbalamiento).

El Manual Técnico Tecnopavimento, editado por la Asociación Tecnológica de Fabricantes de Losas y Baldosas de Hormigón en 2003, y consultable por Internet aporta unas indicaciones genéricas sobre los ámbitos de aplicación (Cap. 2º, págs. 37-48) y una tabla con los requisitos de la norma, sin entrar en detalle sobre la asociación de las clases con el tipo e intensidad de tránsito. A la hora de redactar este documento no hemos encontrado ninguna referencia más explícita, por lo que sólo podemos recomendar criterios de selección deducidos de las categorías o clases establecidas en las normas EN 13748-1 y EN 13748-2.

La calidad dimensional se establecerá por comparación entre las tolerancias comprometidas por el fabricante o proveedor respecto a las máximas previstas en las normas. En función también de las exigencias del proyecto en cuanto a exigencias de planitud y uniformidad en solados sin pulido mecánico.

La resistencia mecánica se considerará respecto a las cargas dinámicas y estáticas máximas previstas, siendo competencia del Proyectista o Prescriptor definirlas. En función de esas cargas máximas se seleccionarán las baldosas de terrazo entre:

  • Las clases 2 y 3 (códigos BL II y BL III) para interiores y las clases 1, 2 y 3 (códigos ST, TT y UT) para exteriores, en cuanto al parámetro de resistencia a la flexión (en MPa)
  • Las clases 4,5 a 30 (códigos 4T a 30T) para exteriores, respecto a la carga de rotura (en KN)

La resistencia a la pérdida de aspecto por abrasión, asociando las clases resistentes en la norma a la intensidad de tránsito. Parece lógico establecer una correlación entre las clases y la intensidad de tránsito, tal como se propone en el cuadro adjunto.

Intensidad de tránsito
Clases
Marcado
Moderado (residencial)
Moderado (colectivo)
Intenso
No exclusivamente peatonal
1-2
2
3
4
F-G
G
H
I

La resistencia al resbalamiento, en el caso de España, debe estar referenciada al CTE, a través del documento SUA 1 ya descrito. El criterio debe ser:

  • No considerar este parámetro en suelos de interior de uso residencial, no comunicados con el exterior
  • Conocer el coeficiente de resistencia al resbalamiento para las baldosas de terrazo destinadas a exteriores o interiores comunicados con el exterior, en suelos de uso privado.
  • Atenerse a las exigencias de SUA 1 en baldosas de terrazo destinadas a suelos de uso colectivo o público.

Respecto a la resistencia climática parece lógico prever la selección de baldosas de clase 3 (marcado D) cuando vayan destinadas a exteriores de zonas geográficas con índice de hielo Ig > 0. Es evidente que no aseguramos la inalterabilidad con el tiempo con las exigencias de la norma.

Por la capacidad de absorción de agua de la baldosa de terrazo y por la absorción por capilaridad por su cara vista se deduce que no es material idóneo en territorios de clima continental, aunque los conglomerados de cemento se sigan utilizando masivamente en el equipamiento urbano. Es cierto que antes se deterioran por el uso y la agresión mecánica que por la acción destructora de congelación del agua que almacenan en poros y capilares.

La facilidad de limpieza debe asociarse a la textura superficial y la manchabilidad a la absorción de agua por capilaridad a través de la cara vista. En interiores, la absorción máxima prevista en norma de 0,4 g/cm2 puede ser un valor de referencia para establecer comparaciones con y entre los productos ofertados.

La conductividad térmica es recomendable conocerla pues la carga térmica de los edificios y el aislamiento térmico de los elementos constructivos son objetivos del Código Técnico de la Edificación. La baldosa de terrazo es la epidermis del sistema multiestrato que constituye el solado.
 

Criterios de selección (cuadros/resumen)

CALIDAD DIMENSIONAL
ESPESOR
RESISTENCIA MECÁNICA
RESISTENCIA A LA ABRASIÓN
RESISTENCIA CLIMÁTICA
RESISTENCIA AL RESBALAMIENTO
RESISTENCIA A LAS MANCHAS
CONDUCTIVIDAD TÉRMICA

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló