Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Piedra Artificial. Aglomerados con Resinas

La piedra aglomerada con resinas ha tenido una amplia difusión comercial, especialmente como encimeras para baño y cocina, pero también para huellas de escalera y otras aplicaciones. Son productos atractivos para el fabricante por el reducido coste de fabricación y por la facilidad de manipulación (corte, pulido, obtención de cantos romos, etc.). Además, en paralelo con los avances en la composición y proceso de fabricación se obtienen productos cada vez más ricos en textura, color y efectos minerales, compitiendo frontalmente con la piedra natural y la cerámica. Sus prestaciones mecánicas y la facilidad de corte han propiciado su entrada en el mercado de las baldosas de reducido espesor, desplazando al terrazo y la baldosa de hormigón. Las imágenes que aportamos son una representación de las posibilidades estéticas de estos productos en comparación con la piedra natural.

Amplias posibilidades estéticas de imitación de la piedra natural, alcanzadas por los aglomerados con resinas.Amplias posibilidades estéticas de imitación de la piedra natural, alcanzadas por los aglomerados con resinas.Amplias posibilidades estéticas de imitación de la piedra natural, alcanzadas por los aglomerados con resinas.Amplias posibilidades estéticas de imitación de la piedra natural, alcanzadas por los aglomerados con resinas.
Amplias posibilidades estéticas de imitación de la piedra natural, alcanzadas por los aglomerados con resinas.Amplias posibilidades estéticas de imitación de la piedra natural, alcanzadas por los aglomerados con resinas.Amplias posibilidades estéticas de imitación de la piedra natural, alcanzadas por los aglomerados con resinas.

La separación de la piedra artificial obtenida usando el cemento como conglomerante y la fabricada por aglomeración con resinas o cemento/resinas obedece a dos razones fundamentales:

  • El muy diferente encuadramiento tecnológico de ambas familias de materiales rígidos modulares, con características físico-químicas en algunos casos muy diferentes
  • La vinculación de los aglomerados de piedra natural con resinas a una colocación en capa delgada que, en unos casos, obliga a la selección de adhesivos cementosos con propiedades adicionales (fraguado rápido o deformabilidad) o adhesivos de resinas de reacción también deformables (de la familia del poliuretano), como consecuencia de inestabilidad dimensional por acción del agua o la temperatura o por otros comportamientos.
   
Además, en España disponemos de unas normas para los conglomerados de piedra natural (baldosas de terrazo) y las baldosas de hormigón (losas y losetas) y de mortero (pavimento o mosaico hidráulico) y ninguna referencia técnica para una amplia gama de productos innovados, de gran difusión comercial en algunos casos, pero con características y comportamiento muy diferentes.
   
Sin embargo, esta situación cambiará en breve al estar en fase de aprobación y publicación un paquete de normas que pretenden cubrir todos los materiales pétreos aglomerados con el cemento, resinas o una mezcla de ambos, considerando unas características comunes para todos ellos y nuevos métodos de ensayo para su evaluación, especialmente para las nuevas características tradicionales (absorción de agua, resistencia al impacto, dimensiones,...)

La norma define las piedras aglomeradas (agglomerated stones) como productos manufacturados en proceso industrial a partir de una mezcla de agregados (como subproductos o derivados de la piedra natural), aditivos y adiciones, y el ligante o aglomerante. El aglomerante puede ser resina, cemento hidráulico o una mezcla de ambos (en porcentajes diversos). Los productos se fabrican en bloques o losas, que pueden transformarse en placas acabadas, baldosas, encimeras y elementos similares. Bajo el término “piedras aglomeradas” se engloban elementos arquitectónicos, complementarios a los productos de recubrimiento (en solados y revestimientos) obtenidos con técnicas de moldeo, susceptibles de ser cortados o no posteriormente. La tecnología de la “piedra aglomerada” es compatible con la aplicación posterior sobre los productos de tratamientos químicos con fines determinados, por ejemplo para anular su porosidad abierta (imprimaciones de impermeabilización).
   
La traducción casi literal de la definición de la piedra aglomerada en EN 14618 deja vislumbrar la voluntad de los fabricantes para alcanzar un encuadramiento tecnológico unitario para todos los materiales que comparten la misma tecnología de proceso: agregar materiales pétreos de diferente tamaño de grano (desde décimas de milímetro hasta varias decenas de milímetros) con un aglomerante que, tras un proceso de maduración-endurecimiento, otorga la rigidez y las características mecánicas irreversibles del producto final. Tiene la voluntad además de abarcar el mayor número posible de productos para ofrecer soluciones constructivas integrales.

Bajo esa óptica, el conjunto normativo elaborado por el Comité Técnico CEN/TC 246 “Piedras Naturales”, bajo Secretaría de UNI (Italia), y pendiente de aprobación definitiva, debiera abarcar el terrazo; baldosas, losas y losetas de hormigón; aglomerados con resinas y productos similares, asimilando las normas correspondientes. Veremos que la realidad está todavía lejos de alcanzar ese objetivo.
 
Vd. puede consultar la documentación que aportamos sobre estos materiales, desglosada en:

 

^ Subir

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 99 02
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló