Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Atribución de la Disfunción

Detalle de un solado con fisura longitudinal sobre varias baldosas consecuencia de una fuerte carga dinámica
Cuando las fisuras aisladas sobre una o varias baldosas no van acompañadas de despegues decimos que la unión adhesiva se ha mantenido pero el sistema no ha tenido suficiente resistencia mecánica para soportar una determinada carga (dinámica o estática).

En contra de lo que podemos pensar "a primera vista" ante un pavimento cerámico con baldosas fisuradas, tantas veces es la base sobre la que se asientan la que ha provocado la fisuración al no soportar una presión puntual. El "hundimiento" de la superficie de colocación y la fragilidad del cuerpo cerámico hacen el resto.

Los solados sometidos a tránsito rodado precisan soportes cohesionados y resistentes, verdaderas capas de compresión con resistencias mecánicas no inferiores a 25-30 N/mm2. Recordemos aquí que un transpaleta manual de ruedas cilíndricas de vulkollan puede ejercer una presión superior a 10 N/mm2 y una carretilla elevadora con ruedas de poliamida puede superar los 20 N/mm2 para cargas de 3.000 Kp.

Aparte de la baja resistencia de soleras y capas de nivelación en pavimentos de tránsito no exclusivamente peatonal, hay que citar el caso de ejecución de solados sobre capas compresibles (algunos tipos de aislamiento acústico, todos los aislamientos térmicos, los sistemas de calefacción radiante por agua y los prefabricados de drenaje).

Referidos a la norma tecnológica NFP 75-301, sólo los materiales de baja compresibilidad admiten la colocación directa en capa delgada con adhesivos compatibles, en el caso de pavimentos.

Clasificación de la Compresibilidad de las Capas de Aislamiento Determinada con Arreglo a NFP 75-301
Tipo de compresibilidad
Disminución del espesor en mm
Baja compresibilidad
0,5
Media compresibilidad
0,5 a 3,0
Alta compresibilidad
más de 3,0

En función de la compresibilidad del material se determina la necesidad de incorporar por encima una capa de mortero que hace las veces de solera flotante y soporte de reparto de cargas, según se describe en los cuadros adjuntos.

La Compresibilidad de las Capas Intermedias y
la Colocación de las Baldosas Cerámicas
Tipo de material
Clase
Actuaciones para la colocación cerámica
Aislamiento térmico en pavimentos
Media/Alta
Ejecución siempre de una capa de compresión o reparto de cargas, dependiendo su espesor del grosor del aislamiento y del esfuerzo mecánico al que se someterá el pavimento
Aislamiento acústico en pavimentos
Baja
Garantía de compatibilidad entre materiales para la colocación directa de las baldosas cerámicas sobre el aislamiento
Aislamiento acústico en pavimentos
Media/Alta
Ejecución siempre de una capa de compresión o reparto de cargas
Aislamiento térmico en revestimientos
Baja/Media
Colocación directa de las baldosas cerámicas sobre la superficie del aislamiento si existen garantías de compatibilidad entre materiales.
En su caso, ejecución de una capa de contacto con mallazo de refuerzo.
Aislamientos acústico-térmicos en pavimentos
Media/Alta
Ejecución siempre de una capa de compresión o reparto de cargas, dependiendo su espesor del grosor del aislamiento y del esfuerzo mecánico al que se someterá el pavimento
Impermeabilización con drenaje en pavimentos
Media/Alta
Ejecución siempre de una capa de compresión o reparto de cargas, dependiendo su espesor del grosor del aislamiento y del esfuerzo mecánico al que se someterá el pavimento

Espesor Orientativo de las Capas de Reparto de Cargas de Hormigón
 
Espesor de la capa de reparto en mm
Suelos de viviendas
Suelos de zonas con tráfico moderado
Suelos de zonas con tráfico intenso
Capas compresibles inferiores a 40 mm
45
50
60
Capas compresibles superiores a 40 mm
50
60
70

La fisuración en pavimentos residenciales puede tener ese origen, no sólo porque se incluyan materiales compresibles (el aislamiento acústico al impacto va a estar cada vez más presente como exigencia normativa y también como respuesta a la demanda de confort del usuario de una vivienda), sino también por la presencia de materiales disgregados por debajo de la capa de nivelación.

El resto de fisuraciones aisladas son consecuencia de impactos o cargas puntuales sobre hueco (defectos de planitud de la baldosa o deficiente humectación), además de rodaduras sobre resaltos o "cejas".

Las fisuras longitudinales de origen estructural sólo pueden evitarse con las soleras flotantes, hasta ciertos niveles de deformación.
 
Sí es más sencillo evitar la fisuración por rotura a tracción derivada de la inestabilidad de los aglomerados de cemento, especialmente en soleras de hormigón todavía en fase de endurecimiento. Un corte con radial fraccionando la solera y disponiendo una junta de movimiento sobre ese corte evitará la fisuración longitudinal del pavimento cerámico.

En sentido contrario, se han catalogado fisuras longitudinales en pavimentos cerámicos que se han ejecutado sobre juntas de movimiento estructurales (aunque cueste creerlo).

Fisuración de un solado en un hueco, como punto de rotura en la retracción de la solera de nivelación
Las fisuras entre los límites de un hueco (por ejemplo entre los marcos de una puerta de vivienda) son el resultado de la rotura de la capa de nivelación por retracción de la misma durante el endurecimiento, por la zona donde la tensión es mayor.

Aparece la fisura sobre el pavimento cerámico instalado a los pocos días de haber ejecutado la solera de nivelación, independientemente de que se hayan previsto juntas de movimiento en los encuentros con la tabiquería.

Esquema de fisuraciones en solados coincidentes con huecos, asociados a puntos débiles en la retracción de la solera de nivelación
En una vivienda actual no suelen darse distancias suficientes (más de 8 m) para precisar juntas de movimiento intermedias. Así, una solera de nivelación se entregará con bandas de poliestireno extrudido ("porespan") de 10 mm de grosor a todos los encuentros con tabiquería, cerramientos y pilares. Esta solera se ejecutará con un mortero semiseco de baja retracción  (utilizando arena lavada de distribución granulométrica equilibrada, con baja proporción de finos y la menor relación agua/cemento, por debajo de 0,5), y respetando los 28 días de endurecimiento antes de la colocación de las  baldosas no tiene ningún motivo para provocar fisuraciones.

Sin embargo, cuando en esa misma vivienda ejecutamos una solera de nivelación de baja consistencia (alta relación agua/cemento) para ahorrarnos trabajo o incrementar el rendimiento, y el inicio del endurecimiento se produce en condiciones de alta temperatura o sequedad ambiental, tendremos a los pocos días una solera fisurada (no solamente por los vanos de las puertas).

Un colocador sin escrúpulos colocará las baldosas directamente sobre la solera fisurada, utilizando por si acaso "un buen adhesivo". El proceso de retracción continuará y al cabo de unos meses aparecerá la rotura de las baldosas en los vanos de las puertas. En otras ocasiones, el Alicatador/Solador no llega a ver la fisuración de la solera, pues ejecuta el pavimento cerámico a los ¡4 días! de haber realizado aquélla.

Sobre grandes superficies, las juntas perimetrales sí deben tener continuidad en los vanos de las puertas y todo tipo de huecos. Se ubicarán en el centro de las hojas y pueden tener un acabado estético inmejorable con la actual oferta de prefabricados para juntas (PVC, latón, acero inox., etc.). En este caso, el replanteo del pavimento debe hacerse previendo los paños ocupados por las juntas perimetrales y, en su caso, intermedias. Aquí no cabe una colocación a "junta corrida" desde el centro del pasillo de una vivienda hasta el encuentro con las paredes de la periferia.

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló