Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Atribución de la Disfunción

El decremento de la calidad en el proceso edificatorio es consecuencia de diversos factores, pero hay que destacar la supeditación al rendimiento y la descualificación profesional como las causas principales del origen de muchos defectos y disfunciones.

En este caso, otorgamos especial relevancia en el desarrollo de la fisuración con vocación poligonal la ejecución de capas de regularización y nivelación con morteros de alta contracción de hidratación y secado (retracción), con el agravante de la desuniformidad en ese proceso de reducción dimensional.

En el primer aspecto, en composiciones ricas en cemento o con exceso de agua podemos llegar a retracciones de 1,2 mm/m. En el segundo aspecto, una diferencia de composición o una diversidad en las condiciones de secado genera variaciones dimensionales de la capa que provocan fuertes tensiones localizadas. Es especialmente relevante la situación que se produce cuando una superficie de la capa está imposibilitada de evaporar el agua sobrante de la hidratación: el efecto "cazuela" que se produce en una capa de regularización sobre aislamiento acústico de celda cerrada o sobre una capa de separación (por ejemplo, polietileno) puede producir levantamientos perimetrales de varios milímetros en los primeros 28 días, con movimientos sobre los que hay registro en los seis primeros meses.

Esquema de la deformación de una solera de nivelación por retracción no uniforme

Variaciones dimensionales de planitud en una capa de mortero de nivelación por hidratación del cemento y pérdida de agua. El proceso puede extenderse en el tiempo en función de la humedad ambiental y la naturaleza de los materiales entre los que se encuentra la capa de nivelación, en cuanto a la mayor o menor dificultad de absorción de agua. El gráfico ilustrado corresponde a un instante de la evolución dimensional en una capa de nivelación, subrayando que esta evolución se extiende cuanto menos durante seis meses y que el resultado final no es en absoluto un regreso a la total planitud de la capa.
FUENTE: Schlüter Systems


Pero además, un exceso de agua en el mortero y abundante presencia de finos combinada con un rápido secado pueden dar una fisuración como las ilustradas (la imagen de la izquierda corresponde a un lecho de arcilla seco).

Fisuración del lecho seco de arcilla de un pantano
En la fisuración de solados de desarrollo poligonal, las fisuras se reproducen sobre la solera de nivelación


Si la adherencia es buena, la contracción y fisuración de la solera se transmitirá al material (imagen de la derecha) y provocará el abombamiento y fisuración de las baldosas, tal como se ilustra en las imágenes siguientes:

Detalle de la ligera convexidad de las baldosas e inicio de la fisuración de desarrollo poligonal en un solado
Detalle de la ligera convexidad de las baldosas e inicio de la fisuración de desarrollo poligonal en un solado
Detalle de la ligera convexidad de las baldosas e inicio de la fisuración de desarrollo poligonal en un solado
 La fisura de desarrollo poligonal en un solado coincidente con un hueco


En la imagen de la derecha podemos observar que la fisuración también está presente en los huecos, enlazando de forma irregular la carpintería, al ser un punto débil de la solera o capa de nivelación entre la tabiquería.

Tras la fisuración se producirá una rotura completa del sistema (baldosa + material de agarre + capa de nivelación). La compresión sobre las baldosas cerámicas vidriadas puede llegar a ser importante, provocando la escamadura de vidriados y engobes en los bordes de las fisuras.

 La fisuración de desarrollo poligonal en su última fase Detalle de la fisuración de desarrollo poligonal en un solado sometido a fuerte compresión por retracción y deformación de la solera de nivelación Detalle de la fisuración de desarrollo poligonal en un solado sometido a fuerte compresión por retracción y deformación de la solera de nivelación
La compresión de un solado puede llegar a ser de tal entidad que la fisuración de las baldosas llegue a acompañarse de una escamadura de los vidriados Detalle de la fisuración con escamadura del vidriado de la baldosa de un solado sometido a fuerte compresión


Sólo la superposición de una retracción diferencial importante y un secado brusco pueden generar una flexocompresión localizada sobre el pavimento cerámico, que puede llegar a ser intolerable incluso para baldosas BIa, con fuerzas de rotura superiores a 1.500 N (EN ISO 10545-4).
 
Podemos imaginar lo que puede ocurrir en un solado asentado sobre forjados con importantes flechas activas y/o sobre capas intermedias compresibles (no son tan escasas las obras que dejan el escombro de particiones, enfoscados y enlucidos como "capa de desolidarización" sobre la que se asienta la solera de nivelación).

En función de lo ya comentado es lícito atribuir esta grave disfunción a las causas antes enunciadas, siendo también factor de contribución el formato de las baldosas y la colocación a tope. Todo ello queda resumido en el esquema adjunto.

Esquema sobre la causa y los factores de contribución de la fisuración de desarrollo poligonal en solados cerámicos

Respecto a los factores de contribución podemos aportar que:

  • Los forjados con cantos de 30 cm y luces entre 4 y 5 m ya se consideran inestables. A partir de luces de 5-6 m debemos ejecutar una solera flotante, desolidarizada del forjado, a modo de placa estable y plana sobre la que se asiente el pavimento cerámico.
  • La sustitución del "garbancillo" o gravín, piedra triturada de 5 mm  de diámetro, por escombros u otros materiales disgregados puede conferir deformación cóncava por la compresibilidad de estos materiales.
  • También puede darse deformación cóncava del solado por la presencia de capas fonoaislantes de media/alta compresibilidad.
  • La colocación sin junta, o con junta mínima, o con rellenos de junta rígidos (mortero de cemento), así como el uso de grandes formatos (a partir del nominal 45x45 cm), constituye una epidermis rígida que no puede absorber las variaciones dimensionales de los estratos inferiores o de las propias baldosas.
  • La ausencia de juntas de movimiento perimetrales e intermedias (sobre superficies mayores de 25 m2  en exteriores y 40 m2 en interiores) representa también la imposibilidad de liberar tensiones procedentes de la solera de nivelación.
  • Las edades de los elementos y sistemas constructivos sobre los que se sustenta o asienta la baldosa cerámica introducen inestabilidad si no respetamos los tiempos de hidratación de los aglomerados de cemento: 6 meses para estructuras y forjados, 2 meses para tabiquería interior y 28 días mínimo para soleras y capas intermedias de hormigón o mortero de cemento.

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló