Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Caso 1. Atribución del Defecto

Cuando el desprendimiento de las baldosas es limpio por el reverso, sin acompañamiento del material de agarre.

  • La superación del tiempo abierto en la colocación de las baldosas cerámicas en capa delgada con adhesivo suele ser la causa más común de desprendimientos aislados en revestimientos, quedando el reverso de la baldosa limpio en los casos más extremos y el reverso marcado en el material de agarre. Los cordones del adhesivo también quedan aplastados sobre la superficie de colocación.

Comprobación de que el tiempo abierto del adhesivo no ha caducado
Comprobación de que el tiempo abierto del adhesivo ha caducado

Un adhesivo extendido y peinado conserva su capacidad humectante dentro del tiempo abierto, quedando adherido a los dedos. Cuando el tiempo abierto ha caducado o se coloca en condiciones climáticas desfavorables (alta temperatura y/o viento) la adherencia al tacto o sobre el reverso de la baldosa se reduce drásticamente (ha perdido buena parte de su capacidad humectante)


  • La causa descrita en el punto anterior puede venir motivada por una colocación en condiciones ambientales muy adversas (alta temperatura, baja humedad relativa o viento). En la colocación de revestimientos en capa gruesa con mortero o en capa delgada con adhesivos cementosos también podemos tener problemas de hidratación ante fenómenos de helada, aunque en este caso no es habitual que el reverso de la baldosa se presente completamente limpio.
  • Otra causa posible, poco frecuente, es la saturación de los poros de una baldosa porosa por haberla colocado inmediatamente después de someterla a inmersión en agua. El agua superficial actúa de capa de interposición con el adhesivo o imposibilita la adherencia mecánica en la colocación en capa gruesa con mortero.
  • Una causa opuesta a la descrita anteriormente es el desprendimiento limpio de baldosas muy porosas que no han sido humectadas previamente. En este caso, poros y capilares succionan el agua del mortero o del adhesivo cementoso imposibilitando la correcta hidratación. Recordemos que los adhesivos cementosos con bajo contenido en resinas y/o retenedores de agua [los adhesivos que en el marcado CE incorporan la definición “adhesivo cementoso sólo apto para interiores”] pueden contribuir a la aparición de este defecto. En el caso de revestimientos cerámicos, podemos encontrarnos con desprendimientos aislados de baldosas de los grupos AIIb, BIIb, AIII o BIII. Especialmente con las baldosas del grupo III es recomendable la selección de adhesivos C 1, si se opta por la colocación en capa delgada
La falta de adherencia mecánica sobre baldosas de baja o muy baja capacidad de absorción de agua (por ejemplo, las baldosas del grupo BIa) suele dar como resultado desprendimientos en los que el reverso de la baldosa cerámica está limpio de material de agarre, aunque normalmente se trata de desprendimientos generalizados o sobre superficies extensas. Ésta es la disfunción que se produjo en el pasado en la colocación “a la valenciana” de revestimientos cerámicos de gres porcelánico. Cuando los morteros se aditivan con látex  y se producen fallos de mezcla o déficit de resina también se pueden producir fallos en la adherencia que llevan a desprendimientos limpios. En este tipo de fallo suelen intervenir tensiones de cizalladura como factor de contribución.

Cuando se efectúan ensayos de adherencia sobre el revestimiento y se produce dispersión de resultados, la atribución del defecto puede orientarse hacia problemas de saturación de agua en las baldosas (colocación en capa gruesa) o deficiente retención de ese agua por parte del adhesivo cementoso, en la colocación en capa delgada. En resumen, o bien tenemos una “película de agua” que imposibilita el anclaje mecánico o bien tenemos un mortero sin hidratar porque el agua necesaria se la ha embebido la baldosa.

Podemos también encontrarnos con desprendimientos aislados, en los que el reverso de la baldosa también está limpio o con materiales disgregados, pero donde aparece mayor evidencia de la presencia de estos materiales extraños es en la superficie del material de agarre que permanece anclado al paramento. Seguramente estamos ante un caso poco habitual, en el que las baldosas ya venían de fábrica con algún material pulverulento adherido a su reverso (también pudiera ser un material orgánico para la protección del brillo o las decoraciones), y este material ha actuado de capa de interposición con el material de agarre, imposibilitando el anclaje.

Cuadro resumen

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló