Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Caso 2. Atribución de la Disfunción

Todos los despegues generalizados tienen el denominador común de una rotura de la unión adhesiva. Lo que les diferencia es el origen que ha motivado esa rotura de la adherencia.

Aun en el caso de que una fuerte compresión del pavimento cerámico no sea la causa de un despegue más o menos amplio, la unión adhesiva siempre está sometida a tensiones de cizalladura por las variaciones dimensionales de las baldosas y por la inestabilidad dimensional de los estratos inferiores al solado.

Insistimos una vez más en la calidad de la unión adhesiva, medida por su resistencia a tracción y cizalladura, y por su capacidad deformable. Resistencia y deformabilidad tanto más necesarias en función del tamaño de las baldosas y las condiciones ambientales y de servicio a las que estará sometido el pavimento. Esta unión adhesiva será débil, poco resistente, si:

  • La superficie de colocación está poco cohesionada o presenta materiales disgregados
  • Se basa en el anclaje de los hidratos de cemento a poros y microrrelieves de superficies lisas e inabsorbentes (de la baldosa y/o de la superficie de colocación)

Será rígida si se basa en un adhesivo que no admite un comportamiento plástico antes de la rotura. Éste es el caso de los morteros de cemento, los adhesivos cementosos de bajo contenido en resinas y algunos adhesivos de resinas de reacción (por ejemplo, los epoxi).

En consecuencia, hemos recomendado colocación en capa delgada y adhesivos que cumplen las características obligatorias de la norma EN 12004 con baldosas de formato que da superficies mayores a 900 cm2 y de los grupos Ia y Ib, especialmente en pavimentos exteriores. Si además tenemos opción a seleccionar adhesivos cementosos deformables [C 1 S1, C 1 S2, C 2 S1 ó C 2 S2, según EN 12002] habremos alcanzado los objetivos de alta adherencia y deformabilidad.

En los últimos años ha proliferado la ejecución de soleras de nivelación con morteros de baja consistencia. Además de alta retracción suelen dar superficies pulverulentas tras un rápido secado. El mismo fenómeno se produce con autonivelantes de baja calidad. El resultado será una superficie de colocación deficientemente cohesionada para recibir la baldosa cerámica en capa delgada.

Si el fallo de la unión adhesiva en la interfaz baldosa/material de agarre o entre éste y la superficie de colocación está presente en buena parte de los despegues generalizados en interiores, nos tenemos que referir al caso de los pavimentos exteriores en regiones de clima frío, donde se suelen seleccionar mejores materiales en la colocación pero no se prevé la acción de la helada sobre los morteros que constituyen la base del solado, sobre las impermeabilizaciones.

Tenemos despegues generalizados en zonas donde se acumula el agua o allá donde condensa la humedad. Ciclos consecutivos de congelación/descongelación llegará a destruir la superficie de colocación y, con ella, la adherencia del material de agarre.

Cuadro resumen

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló