Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Juntas de Color No Uniforme

Ilustración de la falta de uniformidad de color de las juntas de colocación
Visualización

Tras el endurecimiento del material de rejuntado, la trama de juntas presenta tonalidades diferentes de color de unas zonas a otras, sobre todo con materiales de color intenso.

Atribución

La comercialización de materiales de rejuntado con disponibilidad de una amplia paleta de color supone un valor añadido al resultado estético de un recubrimiento cerámico. Sin embargo, a mayor viveza de color, mayores dificultades en la obtención de un color uniforme en todo el alicatado o solado.

Los cromóforos presentes en la composición de un material de rejuntado son de diversa naturaleza, solubilidad y comportamiento en presencia de agua. El fabricante ha debido tener presente su compatibilidad con la adherencia y las características técnicas exigibles a la junta una vez madurada, pero también debe procurar que el color aportado no signifique una dificultad añadida en la limpieza final del alicatado o solado. Todos recordamos los morteros para juntas de color negro o gris antracita obtenidos con carbón micronizado y que suponían la imposibilidad de limpieza si las partículas de grafito se metían en los microporos de la baldosa cerámica (por ejemplo, el gres porcelánico pulido de hace unos años).

Pero además, el fabricante debe prever la menor solubilidad posible de esos colorantes para que no varíe excesivamente el tono en función no sólo de la cantidad de agua de amasado sino también de la pérdida de ese agua por diferentes causas (evaporación, absorción o succión por los laterales de la junta o el fondo de la misma, intervención del agua de limpieza, etc.). Es este factor el que incide en mayor medida en la falta de uniformidad del color de una junta.

Con los materiales de rejuntado de color intenso, el profesional de la colocación debiera tener en cuenta todos los factores que pueden alterar la cantidad de agua presente en todas y cada una de las etapas del proceso de maduración de la junta y eso es prácticamente imposible. Al menos, la operación de rejuntado debiera hacerse en condiciones ambientales favorables, a ser posible sin insolación directa, y tener seguridad de que ha transcurrido suficiente tiempo desde la colocación de las baldosas para que la humedad residual del material de agarre o de las propias baldosas no tenga una incidencia negativa en la consecución de la uniformidad de color.

Una diferencia de capacidad de absorción de agua entre baldosas que configuran un sistema cerámico que deba rejuntarse con un material del mismo color puede representar un problema añadido, pues el agua presente durante la maduración del mortero de la junta será diferente de unas zonas del recubrimiento a otras, provocando diferencias de tono. Este defecto también puede darse si la humedad ambiental es alta.

El llagueado sobre superficies concretas de la junta (por ejemplo, para eliminar burbujas y cráteres) también puede provocar diferencias de tono de color. Una incompleta o deficiente mezcla de material de rejuntado producirá el mismo defecto por zonas.

Las diferencias ostensibles de color en alguna parte concreta del alicatado o solado hay que atribuirlas a agresiones puntuales o a la presencia de materiales extraños que han contaminado la junta. Algunos materiales de rejuntado en base cemento incorporan óxido de hierro en el árido, dando una coloración amarillenta que puede variar de unas zonas a otras del alicatado o solado. Los rejuntados blancos no deben limpiarse nunca con esparto natural, ya que contamina la junta con tinte amarillo.

Por último, hay que constatar el cambio de tono o incluso la decoloración que sufren algunos materiales de resinas reactivas por envejecimiento, por acción de la luz solar o por el ataque químico continuado que supone la permanente inmersión en agua ligeramente alcalina o ácida (caso de los rejuntados en vasos y playas de piscinas).

Prevención

Dado que este defecto es consecuencia de múltiples factores, aconsejamos al menos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Respetar siempre las instrucciones del fabricante en la mezcla y aplicación del material de rejuntado
  • Controlar el estado de limpieza y humedad de las juntas de colocación antes de aplicar el material
  • Humectar los cantos de las baldosas cerámicas muy absorbentes, especialmente cuando forman parte del recubrimiento baldosas de diferente capacidad de absorción de agua
  • Evitar el rejuntado en condiciones climáticas adversas e insolación directa
  • Proteger el recubrimiento de un secado rápido y poco uniforme
  • Prever la resistencia química allá donde se precise
  • Evitar el uso de materiales RG que cambien de color por acción de la luz solar

^ Subir

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló