Institut de Promoció Ceràmica
Buscar en:buscar

Atribución del Defecto

Al igual que en las desuniformidades en las juntas de colocación, Vd. deberá conocer las desviaciones de planitud (curvatura central, curvatura lateral y alabeo) de las baldosas cerámicas objeto de la reclamación, con el fin de cuantificar su contribución al defecto de planitud del recubrimiento.

De las características de planitud, la curvatura lateral ha pasado a un primer plano de importancia con la promoción de los grandes formatos rectangulares (a partir de 20x40 cm) y la colocación a traba.

Si las baldosas no tienen una responsabilidad determinante debemos centrarnos en el proceso de colocación. La mayoría de las reclamaciones se producen en pavimentos, por presencia de desniveles localizados o resaltos entre baldosas. Dejando al margen la habilidad y profesionalidad del colocador, este tipo de defectos es consecuencia de un tránsito prematuro sobre el solado, durante la fase de endurecimiento, o bien de la reducción de volumen que experimentan todos los aglomerados de cemento durante el proceso de hidratación de este material y la eliminación del agua sobrante de la mezcla (por evaporación o succión desde las superficies en contacto).

Esta reducción de volumen de morteros, hormigones y adhesivos cementosos, denominada retracción, es función, entre otros parámetros, de la relación agua/cemento, de la relación cemento/árido y de la distribución granulométrica de la arena. Recordemos que pueden producirse variaciones importantes en la relación agua/cemento con el suministro de arenas con diferente contenido de humedad. Estas variaciones pueden llegar al 20-30% en el volumen de la composición (más agua y menos arena, para la misma cantidad de cemento, en la carga de la hormigonadora).

En la colocación tradicional de solados con mortero, tanto en la modalidad “al tendido” como “a punta de paleta”, un exceso de agua para mejorar la trabajabilidad o por otras causas provocará asentamientos diferenciales, detectables tras el endurecimiento inicial.

En la colocación en capa delgada con adhesivo, los defectos de planitud suelen aparecer cuando se aplican grosores excesivos. Los adhesivos cementosos están diseñados para un rango de grosores de aplicación en el que se mantienen las características en fresco y, entre ellas, la consistencia y la retracción. Grosores excesivos para mantener el nivel del pavimento frente a irregularidades de la superficie de colocación entregada pueden provocar también cejas en la fase de endurecimiento.

Una tercera causa, menos frecuente, es la ejecución de solados sobre capas compresibles o sobre lechos de materiales disgregados. Aquí, los asentamientos diferenciales que originan irregularidades de planitud suelen venir acompañados de otras disfunciones, como son fisuraciones y levantamientos.

Cerramos el apartado de pavimentos con la referencia al caso de diferencias de nivel a corta distancia, provocadas por un error de replanteo. El solador se da cuenta que no puede entregar a nivel el pavimento unas pocas hiladas antes y ejecuta una rampa a corta distancia para compensar el desnivel. Este defecto de planitud no se reclama al fabricante pero, en mayor o menor medida, está presente en solados de la edificación actual, contradiciendo las exigencias de la norma española NTE-RSB/1975 (desviaciones máximas de planitud de 4 mm en 2 m).

En el caso de alicatados, el origen de defectos de planitud está en la dificultad de conservar el plano del revestimiento a causa de una baja consistencia del mortero, o también un grosor excesivo del adhesivo sobre enfoscados mal maestreados o con deficiente aplomado.

Dirección Postal:
Diputación Provincial
Avda. Vall d'Uixó, 25
12004 Castellón

Centro de Documentación:
Biblioteca del Museo de Bellas Artes de Castelló

Avda. Hermanos Bou, 28 - 12003 Castellón

M-V: 10-14 horas
Tel. (+34) 964 72 75 26 - 964 72 75 27

Contacto
Tel. (+34) 964 35 97 44
Fax (+34) 964 35 99 40
E-mail: ipcdip@dipcas.es

Nota legal

Diputació de Castelló